Cd. Delicias, Chih. 02 de marzo de 2024


Le diagnosticaron cáncer pero... usted disculpe nos equivocamos

Fecha/hora de publicación: 25 de octubre de 2023 12:38:04

Reino Unido.- Una mujer con cáncer terminal fue diagnosticada y se hizo viral su caso, pero esto se debió a que tras un tratamiento extremo de quimioterapias para enfrentar la enfermedad, descubrió que realmente no tenía nada.

Es importante indicar que el cáncer es una de las enfermedades que cuenta con mayor tasa de mortalidad en el mundo, datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que más de 10 millones de personas mueren al año de dicho padecimiento. Además generalmente no presenta síntomas, sino hasta que ya es demasiado tarde.

En dicho contexto la historia de la joven británica Megan Royle de 32 años de edad se sometió a procedimientos intensos de quimioterapia para combatir una supuesta enfermedad terminal y que al final de cuenta resultó que no estuvo enferma nunca.

La propia joven ha revelado que en el año 2019 encontró un lunar extraño en su brazo, acudió a un especialista y le diagnosticaron cáncer de piel. Al buscar una segunda opinión le dijeron que era dicho padecimiento el que tenía.

Ante lo diagnosticado la joven mujer decidió renunciar a su empleo como maquilladora de teatro, todo para someterse a un intenso tratamiento en contra del cáncer de piel diagnosticado y de igual manera a una cirugía para extirparle el lunar.

También por el proceso de los tratamientos se vio en la necesidad de congelar sus óvulos, aunque dijo no estar pensando en ser madre en esos momentos; pero así lo hizo debido a las afectaciones que provocarían las quimioterapias.

“No estaba pensando en tener hijos en ese momento, pero siempre fue algo que planeé para más adelante en la vida, por lo que conservar óvulos fue algo que no dudé en hacer”, dijo la mujer al medio The Sun.

La joven se mudó a Londres, ahí descubrió que no tenía la severa enfermedad indicada; esto luego de ir con un especialista y quien le dijo tras una serie de exámenes que no padecía y nunca había tenido cáncer de piel.

“Pasé dos años creyendo que tenía cáncer, pasé por todos los tratamientos y luego me dijeron que no había ningún cáncer. Realmente no puedo creer que algo como esto pueda suceder, y hasta el día de hoy no he tenido una explicación de cómo y por qué sucedió. Uno pensaría que la emoción inmediata sería alivio, y en cierto modo lo fue, pero yo diría que las emociones más importantes fueron de frustración y enojo”, dijo la joven mujer.

Tras lo revelado decidió realizar la demanda correspondiente con el hospital que le indicó que tenía cáncer de piel y tras algunas negociaciones logró un acuerdo con el nosocomio.

Regresar a la portada