Cd. Delicias, Chih. 24 de enero de 2022


Las juezas, los jueces y sus circunstancias

Fecha/hora de publicación: 11 de enero de 2022 11:15:42

El pasado miércoles, el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, llevo a cabo el inicio del procedimiento de ratificación de jueces de primera instancia, civiles, familiares y penales, dos meses antes de que cumplan sus primeros 3 años de ejercicio jurisdiccional.

Desde la pasada administración del magistrado Pablo Héctor González Villalobos, se había iniciado con la ratificación de diversos jueces, concretamente desde el mes de Octubre lo que genero una inconformidad hacia el interior del poder Judicial, dado que se consideraba que no se cumplían con los tiempos, ya que la ley orgánica habla de que serán 60 días antes de que se cumplan los tres años, cuando se debe hacer una evaluación exhaustiva e integral del trabajo realizado, esto aunado al interés de cambiar a uno de los integrantes del Consejo de la judicatura, termino con la salida del también electo por unanimidad Pablo Héctor.

Como se recordara, los 54 profesionales del derecho, fueron electos de un grupo de mas de 100 participantes, como jueces de primera instancia, en un proceso que fue calificado como cochinero judicial, por las evidentes irregularidades que se presentaron por parte de quien fungía como responsable, la Sra. Lucha Castro, quien jamás transparento los resultados de los exámenes, generando un clima de desconfianza y corrupción, que a la postre, fueron los factores por los cuales fue obligada a presentar su renuncia.

La totalidad de los juzgadores, han tenido oportunidad de demostrar sus capacidades jurídicas, de organización en sus juzgados, de responsabilidad frente a situaciones difíciles, como las derivadas de la pandemia, de trato con sus subalternos, con los justiciables y de manera importante con los integrantes del foro, como son los abogados litigantes.

Con la elección por unanimidad de la magistrada presidenta Myriam Victoria Hernández Acosta, se ha iniciado también un proceso de adecuaciones y cambios en el Poder Judicial, que si bien responden a nuevas estrategias y conformación de equipos de trabajo, muchos de los que han renunciado, habían sido incorporados en la pasada administración de Javier Corral.

En reiteradas ocasiones la magistrada presidenta Myriam Hernández, ha dado a conocer que funcionarios con carrera judicial, como es su caso, habían sido presionados y perseguidos por quienes se sentían los concesionarios vitalicios del Poder Judicial, por lo que su principal responsabilidad será mantener y acrecentar la libertad y autonomía de los jueces y magistrados, así como eficientar al máximo el trabajo del resto de los funcionarios.

Uno de los temas mas importantes que se deben de tocar por parte del Consejo de la judicatura, es el relacionado con la central de actuarios, que pese al esfuerzo y responsabilidad de quienes temporalmente han estado al frente, no alcanzan a responder adecuadamente, tanto por la falta de personal, como de una reforma integral que les permita operar de manera mas eficiente utilizando las nuevas herramientas de comunicación, con las que mejoren el trabajo que realizan.

Dentro de los nuevos retos que se presentan para el Poder judicial, esta el inicio de la reforma laboral, que a diferencia de la Reforma penal del 2007, en esta no se cuentan con los recursos necesarios para iniciarla, a pesar de que es un compromiso del Estado mexicano ante el tratado comercial entre Estados Unidos, Canadá y México.

En aquel entonces, el rubro de capacitación para los operadores incluyó solamente a los MP y defensores públicos, dejando a un lado a los litigantes, aspecto que hoy se esta cubriendo, gracias al interés personal del magistrado Villegas, responsable de estructurar y poner en marcha la reforma.

El gran riesgo que se corre, cuando se presentan acciones de reacomodos, reingeniería, venganza o limpieza de las instituciones, es que se despiden a funcionarios que por su circunstancia personal, familiar o simplemente por su propia capacidad, alcanzaron cargos importantes y que lo único que han hecho es responder con creces a la confianza y responsabilidad en ellos depositada, estableciendo una lealtad a la institución, pero a veces, es lo que menos cuenta.

Asegura la magistrada presidenta que los cambios son parte de las nuevas acciones, pero nada de venganza ni tampoco otras cuestiones personales; eso se verá cuando le toque el turno a Samuel Uriel, uno de los más capacitados jueces de control, que tuvo a su cargo la vinculación a proceso de la hoy gobernadora Maru Campos.

Si bien es cierto, nadie es indispensable y todos los que integran las instituciones son reemplazables, más cierto es que los carniceros de ayer, están siendo las reses de hoy.

*INTEGRANTE DE LA AECHIH

Regresar a la portada