Cd. Delicias, Chih. 16 de octubre de 2021


Porque no se permite subir mas de 100 milímetros al avión

Fecha/hora de publicación: 09 de septiembre de 2021 14:37:59

Han pasado 20 años desde el atentado de las Torres Gemelas de Nueva York. Aquella mañana de septiembre 2001, que todos recordamos en dónde nos agarraron las noticias, transformó al mundo, desató guerras, alteró el panorama de tres continentes, cambió mentalidades y por supuesto, modificó para siempre la manera en la que viajamos.

Obvio, nos llenamos de nuevas reglas de seguridad en los aviones que ahora conocemos.

Algunas de ellas son bastante comprensibles, como viajar sin armas de fuego, sin navajas, cuchillos o bombas, materiales explosivos. Sin embargo, algunas otras son bastante… extrañas, por decirle de alguna manera.

Hablamos por supuesto de la prohibición para llevar 100 mililitros de cualquier líquido, gel o aerosol en los aviones y cómo terminamos con una regla tan curiosa, porque la mera verdad, siempre nos hemos preguntado: ¿qué podríamos hacer mal con algo tan pequeño?

Al respecto, nos acercamos al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para conocer un poco más sobre sus reglas y de paso revisamos las leyes internacionales para conocer la historia que hay detrás.

¿Cuánto líquido te dejan cargar en el avión?

Según la Circular Obligatoria de Seguridad Aeronáutica vigente en México que nos compartió el aeropuerto chilango, el límite de líquidos que puedes cargar en el avión son envases individuales de 100 mililitros.

Todos esos líquidos, además, en sus envases personales deben de poder entrar en una bolsa de un litro.

Las únicas excepciones a esta regla de los 100 mililitros de líquidos o geles, como menciona el Aeropuerto de la Ciudad de México, son los medicamentos y la leche o comida para bebé. En el sentido de las medicinas tienes que presentar la receta y en el sentido del bebé, es obligatorio que viaje contigo en la cabina.

¿Y por qué 100 mililitros?

Esa es la parte más extraña de la regla, ¿no? Sin embargo, no es una decisión al azar y sí existe una razón importante detrás de los 100 mililitros de líquido o gel.

Comenzó unos años después del atentado contra las Torres Gemelas, cuando la seguridad en los aeropuertos ya se tomaba más en serio y las autoridades lograron prevenir otro atentado terrorista de escala global en 2006 que planeaba detonar bombas en, al menos, 10 vuelos distintos.

Los terroristas planeaban llevar bombas líquidas, escondidas en botellas de bebidas convencionales y mezcladas con ‘polvito de sabores’ para que no levantaran sospechas.

Aunque la policía no ha explicado específicamente la característica de las posibles bombas, se sabe que involucraban peróxido de acetona, una sustancia capaz de explotar si se mezcla con una chispa o con una pequeña descarga eléctrica. Además, los detonadores irían ligados a otro objeto común que tampoco puedes usar en los aviones… ¡cerillos!

El chiste es que estos atentados pudieron ser prevenidos y más de 20 personas fueron arrestadas.

La bronca es que en ese momento se prohibieron todos los líquidos a bordo de los viajes comerciales, incluso, durante algunas semanas prohibieron el equipaje de mano en los aviones. Un tiempo después, las autoridades de Estados Unidos se adaptaron a unas medidas cautelosas… pero razonables.

Establecieron que el límite de líquido seguro que puedes cargar a bordo (cerrado y guardado en tu equipaje) son 100 mililitros. Esas mismas reglas, como les contábamos, también aplican para los Aeropuertos en México.

¿Y el hielo seco?

Dentro de las reglas de los aeropuertos, seguro también habrán notado la prohibición para llevar ciertas cantidades de hielo seco abordo. En México y el mundo, lo máximo que puedes cargar son 2.5 kilos de la sustancia.

Y tiene un apartado importantísimo que se refiere al empaque.

Si a caso llevas hielo seco en tu avión tienes que asegurarte que no desprenda dióxido de carbono y que sean menos de 2.5 kilos. ¿La razón? Una filtración más grande de la sustancia, podría terminar por afectar los niveles de oxígeno en la cabina o en la zona de equipaje, donde pueden viajar las mascotas.

Tomada de sopitas.com

Regresar a la portada