Cd. Delicias, Chih. 24 de septiembre de 2020


Cuando las quesadillas si tienen queso y las habas se queman

Fecha/hora de publicación: 14 de septiembre de 2020 13:37:57

Vivimos tiempos de obstinaciones tanto en lo social como en la política y el ejemplo lo tenemos con el gobernador de Chihuahua, que en lo social se obstina en sostener lo firmado con la federación, en el tema del agua y no aceptar un me equivoque; rectifico doy la razón a la gente.

Tal vez su obstinación por sostener lo firmado con la federación, a través de su acuerdo público con la CONAGUA sea para no quemar puentes con su majestad Manuel Andrés y si logra su nominación por la diputación federal de las que se le dan mejor es decir una plurinominal, irse al congreso de los diputados para hacer grilla al interior de su partido y a costa de quemar las pocas naves que aun quedan en ese negocio político, lograr la nominación soñada desde niño ser candidato a la presidencia el 2024, pero en ese inter no ser muy golpeado por los opositores políticos de la mayoría en el congreso.

En el tema político nuestro ya no tan flamante gobernador se obstina en imponer a su candidato Madero que goza de muy pocas simpatías al interior de su propio partido y muchas muchas menos con la ciudadanía, pero que cuenta con muchos amigos con bastante capital económico para apadrinar su carrera a la candidatura por el PAN y por supuesto en lo que a la postre seria su carrera por el gobierno del estado. Por lo que a la presidenta del municipio de Chihuahua, tal vez se le quemen las habas al no ser la favorita del sultán.

Lo mismo le ocurre al que cobra en el palacio nacional, pero este su compromiso fue con lo estados unidos y a esos nadie les quiere quedar mal, así que por fuerzas militares no quedara, es el jefe supremo y las utilizara hasta lograr su objetivo y no quedar mal por lo que se ofrezca el 2024 ya que si el pueblo lo pide así el seguirá de frente, residiendo en palacio nacional, hay humildemente.

Este mandatario también esta obstinado en su candidato al gobierno del estado, que aun que nadie lo conozca es para dolor de muchos; ardor de Cruz, Carmen, Juan Carlos, Víctor, Martín y sus respectivos barberos. Rafael Espino se llama el favorito del rey y al igual que Madero, trae con queso las quesadillas.

Regresar a la portada