Cd. Delicias, Chih. 05 de julio de 2020


En Phoenix mujer asesinó a sus hijos, antes les canto

Fecha/hora de publicación: 22 de enero de 2020 13:07:01

Desgarrador. La madre de tres niños hallados muertos en una casa de Phoenix, Estados Unidos, la noche del lunes confesó a los detectives haberlos asfixiado con sus manos hasta dejarlos sin vida mientras les cantaba una canción.

Según el informe policial, Rachel Henry, de 22 años, enfrenta tres cargos de asesinato en primer grado. Luego de confesar el asesinato a su hijo de tres años, hija de un año y su bebé de siete meses.

La mujer se había mudado sola con sus tres pequeños recientemente al valle procedente de Oklahoma, Estados Unidos. “Rachel admitió haber asfixiado a cada niño, comenzando con el menor de un año”, según el informe policial.

La policía narró la desgarradora confesión de la mujer que comenzó a asfixiar a su hija de un año. “Rachel estaba jugando con la menor de un año y estaba luchando encima de ella. La madre sintió que la respiración de la menor estaba obstruida, pero continuó impidiendo su respiración colocando su mano sobre la boca de su pequeña”, según un informe policial.

Su hijo de 3 años defendió a su hermanita

Henry detalló a la policía que la niña la estaba pateando mientras dejaba de respirar, y que su hijo de tres años le estaba gritando “en un intento de detenerla”. Según los informes, incluso intentó detener a su madre “golpeándola”.

“Rachel sabía que había matado a la menor de un año cuando dejo de patear”, se puede leer en el crudo informe policial.

La madre continuó con la masacre “colocó al niño de tres años en el piso de la habitación, lo montó sobre una de sus piernas y le puso la mano sobre la nariz y la boca”, “usó su peso sobre el menor de tres años” y murió.

Los policías de Estados Unidos describieron que Henry estaba “cantando al hombre de tres años mientras les rascaba el pecho y pellizcaba mientras ella le tapaba la nariz y la boca”.

La bebé de siete meses

Rachel Henry le dio un biberón a su bebé de siete meses en su habitación hasta que se durmió. Inmediatamente, le cantó una canción mientras le tapaba la cara con la mano y le impedía respirar.

Regresar a la portada