Cd. Delicias, Chih. 13 de noviembre de 2018


La soberbia en el poder de Chihuahua

Fecha/hora de publicación: 08 de septiembre de 2018 16:03:34

Difícilmente para alguien en Chihuahua que haya conocido o imaginado el comportamiento que tuvo Cesar Duarte al frente del Gobierno, podrá estar de acuerdo en la forma y en el desvío de miles de millones de recursos para mantener el poder político no solo en la entidad, sino también en gran parte de las regiones del país.

Los apoyos extraordinarios que Cesar Duarte lograba bajar del Gobierno Federal, que no fueron pocos, una parte se invertía en obras y otra en mantener en condiciones adecuadas toda una red nacional de apoyo para el mismo Gobierno Federal, asegurando los triunfos electorales en las entidades donde se mantenía un gobierno priista.

Nadie en Chihuahua, como en otras partes del país, justificaría el actuar corrupto del ex Gobernador Duarte, de Enrique Peña Nieto, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez y toda la red que se construyó para el desvío de recursos públicos en favor de grupos políticos y de políticos en particular.

Las acciones que se llevan a cabo por parte de la fiscalía del Estado en contra de esta red de corrupción, desgraciadamente están regidas por un interés también político, pero ahora de Javier Corral el Gobernador, quien no deja fluir procesalmente los asuntos y antepone siempre su proyecto político personal al asunto que debería de tratarse judicialmente en los tribunales.

Quienes nos dedicamos al litigio, entendemos que en los tribunales muchos asuntos se ganan, como también otros se pueden perder, pero que siempre existen recursos legales para buscar en otras instancias, que nuestra teoría del caso pueda prevalecer por el de la parte contraria.

Para Javier Corral, cuando un tribunal está de acuerdo con su pretensión, asegura que se hizo justicia y que se respetó de manera ejemplar la ley; por el contrario, cuando los resultados no le son favorables, la corrupción, el contubernio y las órdenes del gobierno de Peña Nieto, incluso para los jueces Federales, fue el principal motivo para que la ley se torciera en su contra; esta postura le permite llevar un proceso alternativo, pero no en los tribunales, donde debería, sino en los medios, en conferencias de prensa en hoteles de la ciudad de México, acompañado de políticos afines y amigos personales, a quienes incluso les otorga la representación del gobierno del Estado, sin tener ningún vínculo con la entidad, salvo la amistad con el Gobernador.

Como ciudadano Chihuahuense, estoy de acuerdo en que se continúe con los procesos iniciados y que se abran aquellos donde se advierta la probable comisión de un delito, y siguiendo con los cauces procesales, se le finquen responsabilidades penales a quienes les resulten, independientemente de quienes sean, pero en lo que no estoy de acuerdo, es en la falta de respeto hacia las instituciones de justicia, particularmente a los tribunales federales, simplemente porque ellos resuelven conforme a derecho y no bajo las presiones de un gobernador cualquiera.

A nivel nacional, la postura de Javier Corral se enfrenta con el protagonismo de un Fernández Noroña en la Cámara de Diputados o de un Félix Salgado Macedonio en el Senado, quienes no tardan en robar las primeras planas por sus desplantes conocidos.

Yo quisiera ver a un gobernador de Chihuahua interesado en solucionar los problemas que tenemos aquí en nuestra entidad.

Un Gobernador que dejara actuar a las instituciones encargadas de la procuración y administración de justicia y se dedicara a gobernar y hacer política pero con la gente que representa.

Yo quisiera ver a un gobernador interesado en atender a las familias de los miles de muertos y desaparecidos que diariamente incrementan con sus nombres las estadísticas.

Yo quisiera ver a un gobernador que diga que si se pudo y no como hasta ahora, que cuando sale en los medios es solamente para echar culpas a los demás, sin reconocer la propia.

Yo quisiera ver a mi gobernador con la confianza y seguridad con la que se presentaba en campaña, asegurando que solucionaría nuestros problemas.

No se podría esperar nada más de quien ha vivido para saciar su propia soberbia y a quien jamás le ha importado la sociedad Chihuahuense...

DENUNCIAN AL COMISIONADO

Con la muerte e incineración de los elementos policiacos emboscados este fin de semana en la sierra de Chihuahua, se dio a conocer una carta abierta dirigida a Javier Corral, donde denuncian los contubernios del comisionado Aparicio con los líderes de las bandas que operan en las partes altas del Estado.

Sin embargo, difícil, muy difícilmente les podrá dar contestación, dado que la prioridad del gobierno de Chihuahua, está enfocada única y exclusivamente en el caso de Alejandro Gutiérrez, Cesar Duarte y Peña Nieto, fuera de estos, que se esperen, finalmente Chihuahua aguanta eso y mucho más....(netoaviles@gmail.com)

Regresar a la portada