Síguenos en las redes sociales:

Facebook Twitter YouTube

Portada | Regional | Estatal | Nacional | Internacional | Policial | Economía | Deportes | Entretenimiento | Tecnología | Insólito | Hemeroteca
 
 



Mexicanos en el extranjero… no nos olviden

Fecha/hora de publicación: 30 de marzo de 2018 10:37:19

Muchos de nuestros hermanos mexicanos emigran por diversos motivos a los Estados Unidos y uno de los más mencionados, es la falta de oportunidades de empleo, lisa y llanamente nuestro país genera más personas que las que pueden conseguir un trabajo formal o hasta en el peor de los casos informal.

Atrás dejan familias, amigos y recuerdos que poco a poco se van borrando de sus mentes y pronto olvidan el idioma español o castellano, olvidan sus raíces y costumbres y como dice el dicho aplican la del “al pueblo que fueres has lo que vieres” cuando menos piensan se olvidan de los frijoles, papas, calabazas, nopales y quelites, su dieta cambia por motivos de ser mas prácticos a las “burguers” pizas, hot dogs y otras ricuras culinarias que se gozan en la Unión Americana.

Atrás quedan los azadones para la limpia en la labor del abuelo o del padre, se olvidan casi de todo lo que por años fueron sus instrumentos de uso diario, ya no recuerdan el camión urbano sonajiento y brincón que por siempre usaron para ir al centro o la camioneta vieja y desvencijada que les daba rait del rancho al mercado Juárez, ahora pasean en un vehículo moderno y cómodo que les permite enfrentar la dura tarea de trabajar en las tierras del Tio Sam.

Ya no habrá más huaraches, ahora usaran puros tenis de marca y ropa de la “gualmar o de la ros” los más pudientes de las tiendas de marcas reconocidas, con las que nos trataran de apantallar cuando suben fotos al Face, demostrando que fuera del rancho o del barrio encontraron el triunfo o la superación personal, muy bien, solo les pedimos no olvidar que su país es México y que un día de acá salieron, que su idioma es el español no “el mexicano” como de manera peyorativa les ha dado en llamarlo, también les recordamos que los otros coterráneos que llegan igual que ellos, buscando una oportunidad van con sus mismos sueños, salir adelante porque en “su país” no pudieron encontrar lo mismo que ellos buscaron y no encontraron, bastantes veces hemos escuchado de personas que ya viven y gozan del sueño americano, aunque sea viviendo de manera ilegal, decir lo siguiente “Váyanse a su país no sé qué buscan acá” zas y se completa la historia con el adagio de siempre “El peor enemigo de un mexicano es otro mexicano que se cree americano”

  Regresar a la portada
Selecciona la ciudad
Planets Delicias Chihuahua Juárez
Radioteleton 2017

Columnas de El Chilero
Estos espacios de expresión únicamente reflejan el punto de vista de los autores.


1) Bronco: Se vio muy bien, aunque se notó que en el fondo no le gustan los comentarios en su contra. Es como un peje norteño de ideas conservadoras, que solo entró a la campaña para intentar quitarle votos a su contraparte sureña.



2.-Que ocurrirá con las cuotas obrero-patronales al IMSS ya que irremediablemente se verán incrementadas , a observar también que actualmente existe una mora considerable en los micro empresarios que ponen su pequeño capital en riesgo para crear empleo.



El encuentro Nacional Anticorrupción, presentó dentro del panel Procuración de Justicia e Impunidad, a Jorge Emilio Iruegas, fiscal anticorrupción del Estado de Oaxaca, quien dio a conocer algunas de las experiencias que se han tenido en aquella entidad, donde existen 570 municipios y 420 de ellos se rigen por sus usos y costumbres y que también en su totalidad, cada tres años, parten de cero, porque quienes ocupan temporalmente el cargo, simplemente se llevan todo y no dejan registro de absolutamente nada.



Huelga decir que desde que Camila se fue, la paz volvió a su alma de papel; buenas zarandeadas les dio la canalla por lo menos a don José Fuentes Mares y a Camilo José Cela (¿o era Octavio Paz?); y tenía azorrillados a Arturo Pérez Reverte y a Almudena, quienes no se atrevían a descender a la parte baja del librero; así la cuestión, no era cosa de que, librados de las fauces de una, fueran a dar con sus huesecillos de tinta al suplicio del ahogamiento. Me llevé, pues, los infaltables; y me quedé con los imprescindibles.


 
ElChilero.com.mx - ® Todos los derechos reservados 2018